Contestación al Señor Ricardo Salinas Pliego, respecto de la Propiedad Social Mexicana

Señor @RicardoBSalinas.

Presidente de @gruposalinas.


El día de hoy, en un muy desafortunado mensaje, se refirió al agrarismo como servidumbre y estancamiento social, infiriendo que la agrariedad mexicana era una propuesta “neocomunista”.


Su mensaje denota una muy lamentable ignorancia de la dimensión social del derecho mexicano, de los Derechos Humanos, de nuestra Constitución; pretendiendo establecer que el agrarismo nacional, es un nuevo comunismo que va en contra de los “ideales” del comercio y le libre mercado”.


Dado su estilo, le daré algunos datos:

• El reparto agrario, es decir, el derecho a la tierra a los campesinos se encuentra junto a otros Derechos Sociales como lo son: la educación, la salud, la vivienda digna, las prestaciones laborales, los derechos indígenas y, constituyen parte del derecho social mexicano, el cual es producto de nuestra evolución histórica, de nuestras luchas y revoluciones. La Tierra como derecho de los campesinos, forma parte de nuestro derecho positivo en el texto primigenio de la Constitución de 1917; obsequiándose al mundo la primera constitución social e, inaugurando la hoy llamada segunda generación de DDHH, llamados “Derechos Económicos Sociales, Culturales y Ambientales” en el derecho internacional.


• El Agrarismo mexicano, significa el 51.4% del total del territorio nacional. El cual está en manos de poco más de 32,000 núcleos agrarios, conformados por 5.5 millones de mexicanos con sus derechos en: tierras, bosques, aguas, sembradíos, costas, asentamientos humanos, selvas, fundos mineros, reservas de la biosfera, etc. que, en suma, constituyen la fisonomía territorial del México contemporáneo. En ese territorio, se encuentran 30 millones de mexicanos quienes en un 75 %, viven en condiciones de pobreza y pobreza extrema.


• La propiedad social constituye, no solamente el dominio respecto del territorio y su oportunidad para el desarrollo, además, define los elementos sociales y humanos primordiales de la soberanía alimentaria mexicana, nuestro arraigo a la tierra, la oportunidad del desarrollo de la cultura nacional y de nuestras expresiones culturales, indígenas, sociales y religiosas. El espacio social de propiedad es el territorio que México requiere para producir los alimentos de calidad, es el espacio de las revoluciones y el gran reto de la superación de la pobreza nacional.


• En los últimos 30 años, el presupuesto Federal, Estatal y municipal “destinado” para el desarrollo del campo social, dentro de los gobiernos de corte neoliberal, fue capturado por grupos empresariales, campesinos comerciales y otros sectores del comercio y la industria, así como por intermediarios, restringiéndole a los campesinos sociales mexicanos el acceso vital al financiamiento, la modernización rural, la transferencia tecnológica, la educación, la salud, la vivienda, las prestaciones laborales, el empleo digno, entre muchos otros bienes de consumo social. Esos regímenes pretendieron acabar con la clase campesina y no lo lograron.


De tal suerte, señor Salinas Pliego: SUS ASEVERACIONES LASTIMAN A LOS CAMPESINOS DE MÉXICO. Los campesinos de México no prestan servidumbre y, sin embargo hoy son sometidos por empresarios y dueños del capital que, los tratan como jornaleros, a extremos casi de esclavitud, ¿y ahora usted propone despojarlos de sus tierras, de sus bosques, de sus costas, de su arraigo e historia?

Los campesinos sociales de México han sido desplazados de sus pueblos por la violencia, han tenido que emigrar a los Estados Unidos y a las ciudades por la pobreza, se han empobrecido para enriquecer a unos cuantos empresarios e intermediarios, que mal compran sus productos para después de revenderlos en las ciudades.


Señor Ricardo Salinas Pliego: ¿su banco presta dinero a los campesinos para sus actividades agrícolas? ¿sus tiendas proporcionan refacciones a los campesinos para sus tractores? ¿en algunas de sus empresas existe conciencia social para remediar la pobreza del campesinado mexicano?


Le comento a usted que no existe en el agrarismo mexicano “neocomunismo” alguno. EL DERECHO SOCIAL Y LOS DERECHOS HUMANOS NO TIENEN IDEOLOGÍA POLÍTICA, YA QUE LA TIERRA ES UN DERECHO HUMANO DE LOS CAMPESINOS DE MÉXICO Y DEL MUNDO, A SABER:


DECLARACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE LOS DERECHOS DE LOS CAMPESINOS Y OTRAS PERSONAS QUE TRABAJAN EN ZONAS RURALES. Asamblea General ONU. Diciembre de 2018, … Artículo 17 1. Los campesinos y otras personas que viven en zonas rurales tienen derecho a la tierra, individual o colectivamente, de conformidad con el artículo 28 de la presente Declaración, y en especial tienen derecho a acceder a la tierra, las masas de agua, las aguas costeras, las pesquerías, los pastos y los bosques, así como a utilizarlos y gestionarlos de manera sostenible para alcanzar un nivel de vida adecuado, tener un lugar en el que vivir con seguridad, paz y dignidad y desarrollar su cultura..

Atte.

MD Nayar Paredes Nieto Presidente www.observatorioagrario.org

13 vistas

© Nayar Paredes. Todos los derechos reservados 2016-2020